El Corazón controla la sudoración

La Sangre y los Líquidos Orgánicos tienen un origen común.

El sudor es uno de los Líquidos Orgánicos y proviene del espacio entre la piel y los músculos. La Sangre y los Líquidos Orgánicos se intercambian entre sí 

Cuando la Sangre es demasiado espesa, los Líquidos Orgánicos entran en los vasos sanguíneos y la licúan. 

En el Classic of the Jade Letter of the Golden Shrine dice: 

«Los Líquidos Orgánicos entran en los vasos sanguíneos y se transforman en Sangre»

Dado que el Corazón gobierna la Sangre y que la Sangre tiene una relación de intercambio mutuo con los Líquidos Orgánicos (de los cuales forma parte el sudor), el Corazón está relacionado con el sudor. Una insuficiencia de Qi o de Yang de Corazón puede habitualmente causar sudoración espontánea, mientras que una insuficiencia de Yin de Corazón puede generalmente provocar sudoración nocturna. 

Como principio terapéutico, en el primer caso se debería tonificar el Yang de Corazón, y en el segundo supuesto se debería nutrir el Yin de Corazón.

Y a la inversa, una sudoración excesiva, como por ejemplo la que se produce en presencia de temperaturas elevadas o cuando se está en un clima cálido, puede dañar el Yang de Corazón.

Debido a esta relación de intercambio entre los Líquidos Orgánicos y la Sangre, no se debe hacer sudar a un paciente que presente una hemorragia; tampoco se deben administrar plantas que produzcan sequedad, ni utilizar técnicas de sangría con acupuntura en un paciente que están sudando con profusión. En el capítulo 18 del Eje espiritual dice: 

«Con gran sangrado, no provocar sudoración; 
con gran sudoración, no provocar sangrado» 

Es más, cualquier sudoración profusa y continua en un paciente con una insuficiencia de Corazón deber ser tratada sin demora, ya que el sudor representa una pérdida de Líquidos Orgánicos que, a su vez, originará una insuficiencia de Sangre, debido al continuo intercambio entre la Sangre y los Líquidos Orgánicos:

Por supuesto, es necesario señalar que una sudoración excesiva puede también deberse a otros órganos y no siempre al Corazón. En concreto, una insuficiencia de Qi de Pulmón puede dar lugar a una sudoración espontánea. 

Una sudoración excesiva puede también ser provocada por Calor o por Humedad-Calor, especialmente del Estómago. 

En líneas generales, una sudoración excesiva se relaciona con el Corazón, especialmente si va asociada a problemas emocionales