El miedo y el estado de Shock

El miedo incluye tanto un estado crónico de miedo y de ansiedad como un shock repentino. El miedo agota el Qi de Riñon y hace que el Qi descienda. 

El capítulo 39 de las Preguntas sencillas dice: 

«El Miedo agita la Esencia y bloquea el Jiao Superior,
 lo cual hace que el Qi descienda al Jiao Inferior»

Ejemplos de un Qi que desciende son la enuresis nocturna en niños y la incontinencia de orina o diarrea en adultos tras un shock repentino

La enuresis nocturna es un problema común en niños, y suele estar causada por miedo o por una sensación de inseguridad que experimenta el niño debido a ciertas situaciones familiares. 

Estados como la ansiedad crónica y el miedo tendrán diferentes efectos sobre el Qi dependiendo del estado del Corazón.

Sin embargo, en adultos, el miedo y la ansiedad crónica suelen generar, sobre todo, una insuficiencia de Yin de Riñon y un ascenso de Calor por Insuficiencia en el Corazón, junto con una sensación de calor en la cara, sudoración nocturna, palpitaciones y sequedad de boca y de garganta. 

Si el Corazón es fuerte, hará que el Qi descienda; si el Corazón es débil, hará que el Qi ascienda bajo la forma de un Calor por Insuficiencia. El segundo caso es más habitual en ancianos y en mujeres, debido a que el miedo y la ansiedad debilitan el Yin de Riñon, dando paso a un Calor por Insuficiencia de Corazón, con síntomas como palpitaciones, insomnio, sudores nocturnos, boca seca, rubor malar y un pulso Rápido.

Existen otras causas de miedo que no se relacionan con los Riñones. Una insuficiencia de Sangre de Hígado y una insuficiencia de la Vesícula Biliar pueden hacer también que una persona sea miedosa.


El shock «congela» el Qi y afecta al Corazón y a los Riñones. Provoca un súbito agotamiento del Qi de Corazón, empequeñece el Corazón y puede llevar a palpitaciones, falta de aliento e insomnio


Esto se refleja a menudo en el pulso con cierta cualidad de «Agitación», es decir un pulso corto, resbaladizo, con forma de judía, rápido y que da la impresión de vibrar  cuando late.
En el capítulo 39 de las Preguntas sencillas dice: 


«El shock afecta al Corazón, privándolo de su residencia;
la Mente no tiene cobijo y no puede descansar por lo
que el Qi se vuelve caótico»

El shock también «cierra» el Corazón, o hace que el Corazón se haga más pequeño. Esto puede manifestarse mediante un tinte azulado en la frente y un pulso de Corazón Tenso y Filiforme.