La Inspección ocular

La inspección ocular, como método de diagnóstico, consiste en observar atentamente los cambios anormales del rostro, el color, la forma y las condiciones de la lengua y las secreciones y excreciones para deducir los cambios patológicos de los órganos internos. 

La medicina tradicional china, ha llegado a creer, a través de la práctica clínica durante largo tiempo, que la superficie del cuerpo, sobre todo, la cara, la lengua, la saburra, están estrechamente relacionadas con los órganos internos.

Los cambios del Yin y del Yang, de la energía (Qi) y de la sangre (Xue) de los órganos internos se manifiestan sin ninguna duda en la superficie del cuerpo, razón por la cual, la observación ocular sirve para conocer cambios patológicos del interior del cuerpo humano.

LA OBSERVACIÓN DE LA EXPRESIÓN

La expresión es la manifestación externa de todas las actividades vitales del cuerpo humano, y también se refiere a las actividades mentales.

La expresión tiene como base material la esencia y es la manifestación hacia afuera de las condiciones de la energía y la sangre; de los órganos y vísceras (zang-fu), estas condiciones se manifiestan en la apariencia, en los movimientos del cuerpo, en la expresión facial, en el habla, en la respiración.

La observación de la expresión desempeña un papel muy importante para juzgar las condiciones de los factores antipatógenos, la gravedad de la enfermedad y la curación.

La observación de la expresión se refiere a la observación del estado de ánimo, de la conciencia, de la condición y la coordinación de movimientos de las extremidades y de la agilidad de la reacción con el fin de juzgar las codiciones de Yin, Yang, de la energía, de la sangre, de las vísceras y órganos, la gravedad y la curación de la enfermedad.

Como los ojos son el lugar a donde llega toda la esencia de los cinco órganos y las seis vísceras, se conectan con el cerebro y son la ventana del hígado y los mensajeros del corazón


"la mente se almacena en el corazón y se manifiesta en los ojos"


Por esta razón,  la observación de los cambios de los ojos constituye uno de los contenidos importantes del método de observación ocular.

En la observación de la expresión se debe prestar atención a lo siguiente:

Expresión viva:

Ya que la expresión tiene como base la energía esencia, mientras que ésta está llena, el paciente posee un buen estado de ánimo, lo que se manifiesta sobre todo en los ojos.
Por eso, durante la evolución de una enfermedad, si el paciente tiene los ojos vivos y ve bien, está consciente, ágil de reacciones, habla claramente y tiene expresión viva, eso significa que los factores antipatógenos (la resistencia) no están perjudicados y son normales las funciones de los órganos internos, lo que indica que, aunque sea grave la enfermedad, en general, se recuperará.

Expresión perdida:
Durante la evolución de la enfermedad; si el paciente tiene los ojos apagados, se ven quieras las pupilas, está deprimido y con reacción tardía y respiración débil, e incluso, pierde la conciencia, con movimientos involuntarios de las manos o se cae desmayado con los ojos cerrados y la boca entreabierta, se dice que tiene "expresión perdida", la cual indica que los factores antipatógenos están dañados, la enfermedad es grave y no se recuperará con facilidad.

Expresión falsa:
Este fenómeno se ve en pacientes con una enfermedad grave y prolongada, con la energía esencial muy débil.
Si un paciente a quien no le gusta hablar, o que lo hacía en voz muy baja y de repente se torna muy hablador; si un paciente que estaba muy deprimido, hasta inconsciente, y de pronto se vuelve eufórico; si tenía la faz opaca y de repente aparece rubor malar, etc., todo ello son síntomas de "expresión falsa" que son signos ficticios del rechazo mutuo entre el Yin y el Yang, de la importancia de yin en controlar al yang que se escapa. Popularmente se le conoce como "iluminación de la última luz" o "iluminación de la luz superviviente", hay que prestar mucha atención a ello.

Las anormalidades mentales se observan con frecuencia en pacientes de depresión emocional, de manía y de epilepsia.
Por ejemplo, una expresión indiferente, pereza al hablar, angustia, o el llanto y la risa anormales, se deben muchas veces a la depresión emocional causada por la acumulación de la flema, que cubre la mente; la irritabilidad, el cantar y gritar deliberadamente, el pegar y maldecir a la gente sin distinguir a los familiares de los desconocidos, el quitarse la ropa y correr por todas partes son síntomas de la manía causada por el fuego de flema que provoca trastornos en el corazón; si el paciente se cae súbitamente, inconsciente, con espuma en la boca y convulsiones musculares en los miembros, se trata en general de un ataque de epilepsia causado por la obstrucción de flema en el corazón o por el movimiento interno del viento del hígado.

LA OBSERVACIÓN DEL COLOR

La observación del color se refiere al color y al brillo de la cara. Como 


«la sangre y la energía de los doce meridianos
regulares y de los 365 colaterales llegan a la cara»,

El color y el brillo de ésta constituyen las manifestaciones externas de las condiciones de la sangre y la energía de las vísceras y los órganos.

El color de la piel varía según la raza y aún varía dentro de una misma raza, conforme a las diferencias físicas y el medio ambiente en que se encuentra, la diferencia de estación, de clima y de actividad.  Pero siempre se considera normal la cara lustrosa con color natural.

Los cambios anormales del color y del brillo simbolizan diferentes manifestaciones patológicas. 

Diferentes colores reflejan diferentes síndromes y el brillo representa las condiciones de la energía esencial del cuerpo humano, razón por la cual la observación del color y del brillo de la cara es de gran importancia para diagnosticar la gravedad y la evolución de la enfermedad. 

En general, si el paciente tiene la cara fresca y lustrosa, se pude asumir que padece una enfermedad ligera y superficial, la energía y la sangre no están lesionadas, la enfermedad se cura más fácilmente y se puede obtener una buena prognosis; 

Una cara marchita y opaca, sin brillo, indica una enfermedad grave y profunda, la energía esencial ya ha sido dañada y es de mal pronóstico.

Los colores azul, amarillo, rojo, blanco y negro representan afecciones de diferentes órganos internos y al mismo tiempo la naturaleza de diferentes factores patógenos. 

En el «Capítulo de los cinco colores», de Lingshu, se dice:


«El azul (verde) representa el hígado;
el color rojo representa el corazón;
el blanco, el pulmón; 
el amarillo, el bazo, y 
el negro representa el riñon», 

y también:


«El color azul y el negro simbolizan el dolor; 
el amarillo y el rojo, el calor, 
y el color blanco indica el frío.»

Estas creencias de la antigüedad sirven como referencias en la práctica clínica de hoy día.

Por ejemplo, debido al síndrome de deficiencia en el bazo y al exceso de humedad, el paciente tiene una cara de color amarillo pálido y sin brillo; el enfermo de deficiencia de riñón debida a una enfermedad prolongada tiene, en general, una cara negra y sin brillo, etc.

El color blanco, indica síndromes de frío o pérdida de sangre. El color blanco es una manifestación de la insuficiencia de energía y sangre. 

Todos los pacientes con deficiencia de yang de circulación deficiente de energía y sangre, o de pérdida de energía y sangre, tienen la cara pálida.

Una cara pálida con edema indica una insuficiencia de Yang
Una cara pálida y con emaciación indica la pérdida de la sangre nutritiva
La cara pálida debida a un caso agudo indica agotamiento de la energía Yang
En el síndrome de frío interno, cuando sucede un dolor agudo de abdomen o escalofríos debidos al frío por deficiencia se observa también una cara pálida; eso se debe al estancamiento de frío yin y convulsiones en los meridianos. 

El color amarillo es una manifestación de deficiencia del bazo y de acumulación de la humedad. Por lo tanto, se observa el color amarillo siempre en pacientes con insuficiencia de sangre y energía o de mala transformación de agua debida a una disfunción del bazo en el transporte.

Una cara de color amarillo claro, sin brillo, es decir, amarillenta y opaca, se debe, en general, a que la sangre nutritiva no llega a la cara por motivo de la deficiencia de energía del bazo y del estómago. 

Una cara obesa, amarilla indica una obstrucción por la humedad debida a la debilidad del bazo. 
La ictericia se manifiesta en tanto que la cara y los ojos como todo el cuerpo se ponen amarillos; si es un amarillo anaranjado y brillante se conoce como amarillo yang y eso se debe a la humedad-calor
Una cara amarilla pero sin brillo, como si fuera manchada por el humo, se denomina amarillo yin porque se debe al frío-humedad.

El color rojo es el indicativo de síndrome de calor. El color rojo es el color de la sangre.
Cuando los vasos están llenos de sangre por el calor se ve la cara roja. Por eso la cara roja se presenta en síndromes de calor. Si toda la cara está roja, hay fiebre causada por un ataque de factores patógenos exógenos, o hay un síndrome de exceso de calor debido a la hiperactividad de yang en los órganos internos.
Una cara con rubor malar indica un síndrome de calor fáctico debido a la deficiencia de yin y exceso de yang
Una cara roja, como pintada, en un paciente grave o de una enfermedad prolongada se conoce como síndrome de yang puesto por encima y es considerada como un síntoma de crisis de la subida del yang ficticio.

El color azul, es signo de la existencia de síndromes de frío, de dolor, de estasis de sangre y de espasmo infantil. 
El color azul purpúreo indica el estancamiento de frío y de energía y es el color de la obstrucción de los meridianos. 
Todo tipo de frío tiene la naturaleza de constreñir; debido al frío excesivo retenido en los meridianos, éstos se convulsionan y la energía y la sangre no pueden circular con fluidez, de modo que suceden o estancamiento de energía u obstrucción de sangre, y la cara se observa azul o azul-purpúreo.
Por el exceso interno de frío yin y el dolor abdominal se observa la cara pálida-azul
Debido a la insuficiencia de la energía del corazón, la sangre no circula con fluidez y la cara se ve azul-gris, con los labios purpúreos, síntomas causados por la deficiencia de energía y estasis de sangre. 
Si se observa la cara azul-purpúrea en un paciente niño con alta fiebre, sobre todo si se ve el color acentuado en la nariz, en el espacio entre las cejas y alrededor de los labios, se debe considerar como aura del espasmo infantil.

El color negro indica deficiencia del riñón, síndrome de acumulación de agua, síndrome de estasis de sangre.
El negro es el color del exceso de frío y de agua. 
El exceso de agua se debe a la deficiencia del yang renal.

El riñón es el órgano del agua y del fuego y es la raíz de la energía yang. 

Debido a la deficiencia de yang y la debilidad del fuego sucede el exceso interno de agua y frío, de modo que la sangre no recibe calor y los meridianos se convulsionan; así la sangre no circula con fluidez, por eso se ve con frecuencia la cara negra. 

Las ojeras se observan en muchos casos debido al síndrome de acumulación de agua con deficiencia del riñón y desorden del agua, o en el síndrome de leucorrea debido a la bajada del frío-humedad.

Una cara negra, como quemada se debe al consumo excesivo de la esencia renal.


LA OBSERVACIÓN DE LA FORMA DEL CUERPO

Principalmente se observa si el paciente es fuerte, débil, obeso o flaco.

La apariencia del cuerpo humano está determinada, en general, por las frustraciones de los órganos internos; si éstos funcionan bien, se ve fuerte, y viceversa

Durante la evolución de la enfermedad, un cuerpo obeso con la piel pálida y sin brillo y el ánimo deprimido son considerados como "apariencia fuerte con deficiencia de energía", síndrome causado por la insuficiencia de energía yang
Un cuerpo emaciado con cara amarilla pálida, el tórax angosto, la piel seca, se observa con frecuencia en síndromes de insuficiencia de sangre yin
Un cuerpo flaco hasta la pérdida de masa muscular se observa en pacientes con agotamiento de la energía esencial.
En cuanto al "pecho de gallo" y la "espalda de tortuga", se deben a la insuficiencia congénita y al consumo excesivo de energía de pulmón, deficiencia del bazo y el estómago o la pérdida de la esencia renal.

OBSERVACIÓN DE LA POSICIÓN

La observación de la posición consiste en inspeccionar la posición y el movimiento del paciente y los cambios de posición del cuerpo relacionados con la enfermedad.

La posición y el movimiento del paciente son manifestaciones externas de los cambios patológicos.
Diferentes enfermedades se manifiestan en diferentes posturas y posiciones.

"Yang provoca el movimiento y Yin causa la quietud"

Así, los pacientes con mucho movimiento son de síndrome yang, y los pacientes que se quedan quietos son de síndrome yin.

Por ejemplo, un paciente en cama, si suele volverse con la cara hacia afuera, es porque padece el síndrome yang, de calor o de exceso; si tiene el cuerpo pesado, se vuelve difícilmente y suele tener la cara hacia adentro y con depresión, se debe al síndrome yin, de frío o de deficiencia.
Si el paciente en decúbito, con las piernas extendidas, levanta siempre la ropa y no quiere acercarse al calor, es por el síndrome de calor
Si se acuesta con el cuerpo encogido y le gusta cubrirse con mucha ropa y calentarse con el fuego, es que tiene síndrome de frío y de deficiencia.
El paciente sentado con la cabeza levantada tiene síndrome de exceso en el pulmón con acumulación de flema
Si el paciente está setado con la cabeza agachada, con respiración superficial y pereza para hablar, es por la deficiencia del pulmón o del riñón que no reciben el aire.
Si el paciente siempre está sentado y no puede acostarse, porque siente falta de aire, es debido a insuficiencia de yang del corazón que causa la inquietud de éste debido a la retención de agua.
Si el paciente tose tanto que no puede acostarse y la tos sucede en otoño e invierno es que tiene acumulación latente de agua en el interior del cuerpo.

La observación de ciertas anormalidades de los movimientos ayuda mucho en el diagnóstico
Los tics en los párpados, los labios, los dedos, si se presentan en síndromes agudos de calor, deben considerarse como aura del espasmo; si aparecen en una enfermedad prolongada indican la insuficiencia de energía y sangre y malnutrición de los meridianos.

Las convulsiones en los miembros se observan sobre todo en síndromes de viento, tales como epilepsia, tétanos, espasmo crónico infantil, etc.

Las convulsiones carpopedales, son síntomas de espasmo de tendones en las enfermedades hepáticas; es porque el frío se retiene en los tendones o porque los tendones están mal nutridos por la pérdida de sangre.

La astenia en las manos y los pies se debe al síndrome de parálisis flácida (Wei).

La parálisis o el entumecimiento de los miembros de un lado son síntomas de la hemiplejía

El dolor unilateral de manos o pies con atrofia muscular se deben a la retención del factor patógeno y a la debilidad del factor antipatógeno a raíz del consumo de sangre por parte del viento patógeno.

La rigidez en la nuca y la espalda, los epistótonos y convulsiones en los miembros se deben al síndrome de espasmos.


OBSERVACIÓN DE CADA PARTE DEL CUERPO

Observación de la cabeza y el cabello.

Se refiere a la inspección de la forma de la cabeza y del color del cabello

En la cabeza se reúnen todos los meridianos yang, y allí llega la esencia de todos los órganos internos, y es donde se almacena el cerebro y la médula.

La médula es determinada por el riñón.

El cabello es una manifestación externa del riñón y la sangre, por lo tanto, la observación de la cabeza y del pelo ayuda a conocer las condiciones del riñón, de la energía y la sangre.

De la cabeza, principalmente se observa la forma.

Si un niño tiene la cabeza demasiado grande o en exceso pequeña, y al mismo tiempo discapacidad mental grave con deficiencia del desarrollo intelectual y alteraciones del sistema nervioso, se debe generalmente a la insuficiencia de la esencia renal

Si un niño tiene la fontanela hundida se debe a la deficiencia
La fontanela elevada indica síndrome de calor
Si la fontanela se cierra tardíamente y el cuello blando, no sostiene la cabeza, hay insuficiencia renal y displasia
En niños y adultos, el movimiento involuntario de la cabeza indica síndrome de viento.

El cabello escaso y sin brillo que se cae fácilmente indica insuficiencia de sangre esencial
Si sucede que de repente se cae el cabello en una parte concentrada, esto se debe a la deficiencia de sangre y a la lesión del viento
Cuando hay caída del cabello en los jóvenes, si no se debe a la deficiencia renal, se debe al calor en la sangre.
Las canas en los jóvenes, si no están acompañadas por otros síntomas, no son un fenómeno patológico.

Observación de los ojos
Los ojos son la ventana del hígado y, al mismo tiempo, la esencia de las vísceras y de los órganos sube hasta ellos, razón por la cual los cambios anormales en dichos órganos no sólo están vinculados con el hígado, sino también con otros órganos internos. 

Al observar los ojos no sólo hay que fijarse en la expresión, sino también en los cambios de la forma, del color, del movimiento

Los ojos con párpados hinchados y rojos indican viento-calor en el meridiano de hígado; la órbita hinchada, como si fuera un gusano dormido se debe al edema
Los ojos hundidos se presentan a raíz de pérdida de líquidos corporales
Los ángulos de los ojos, rojos y con úlcera se atribuyen a humedad-calor
Si el niño duerme con los ojos entreabiertos es porque padece de deficiencia del bazo, insuficiencia de energía y sangre.
Por el calor de los meridianos se observan los ojos rojos
Un paciente con los ojos excesivamente abiertos y ansiosos padece de síndrome yang
Si el paciente tiene los ojos cerrados y se niega a ver, sufre de síndrome yin.
Si el paciente desvía los ojos hacia arriba, o tiene la vista desviada o en exceso recta (mirando hacia adelante), todo ello se debe o bien al viento de hígado o bien al aura del movimiento del viento.

Observación de la oreja:
La oreja es la ventana del riñón y pertenece al meridiano shaoyang, es donde confluyen todos los meridianos
La observación de la oreja comprende la observación del color y de las condiciones del interior
El Hélix marchito y negro indica el consumo excesivo de la esencia renal, que no alcanza a subir, y es un síntoma de la crisis
Si se observan venas rojas en el dorso de la oreja y se siente fría la raíz, se anuncia en general, el sarampión
La secreción de pus del oído interno es síntoma de la úlcera causada por la humedad-calor en el hígado y en la vesícula biliar.

El hélix debe ser, normalmente rosado
Si tiene color amarillo, blanco, negro o azul  es signo de anormalidd 
Un hélix delgado de color blanco o negro ndica pérdida de energía esencial

Observación de la nariz


La nariz es la ventana del pulmón, por ella pasa el meridiano del estómago y es el conducto de la respiración

La observación principalmente reside en las secreciones y en la forma de la nariz.

El moco diluido indica un ataque de viento-frío patógeno
El moco purulento es signo de un ataque de viento-calor
La secreción constante de moco purulento y de mal olor indica la sinusitis causada por el factor patógeno exogeno o por el calor latente en el meridiano de la vesícula biliar.
La punta de la nariz congestionada o con erupción se conoce como nariz de aguardiente y su causa es el calor en el pulmón y en el estómago
El dorso de la nariz con úlcera o hundido se observa en la lepra o la sífilis.
El movimiento de las alas nasales indica calor en el pulmón o un jadeo causado por el agotamiento de la esencia del pulmón y del riñón.

Observación de los labios, la dentadura y la garganta.


Los labios:
Los labios son manifestaciones externas del bazo.
En ellos hay que observar los cambios del color, la humedad y la forma.
Los labios pálidos indican deficiencia de energía y sangre
Los labios purpúreos indican el estancamiento de frío y la estasis de sangre
Los labios de color rojo oscuro son signo de calor en la sangre nutritiva
Los labios secos y con grietas se observan en un ataque de la sequedad patógena exógena y también en el síndrome de calor que quema los líquidos corporales
Sialorrea por la comisura de la boca (en el sueño) se debe a deficiencia del bazo y la humedad excesiva o al calor en el estómago y también se presenta en síndromes causados por parásitos.
La úlcera bucal o en los labios es causada por la subida del calor latente en el bazo y en el estómago
La desviación de la comisura de la boca se presenta en la apoplejía
Las contracciones o convulsiones de los labios indican la presencia de movimiento interno del viento del hígado
El trismus se observa en el síndrome de postración

La dentadura y la encía:
Los dientes son el resto del hueso, cuyas condiciones están determinadas por las condiciones del riñón y el meridiano del estómago distribuye sus colaterales por la encía, razón por la cual la dentadura está vinculada con el riñón y la encía con el estómago. 
La observación de la dentadura se refiere al color, el brillo, la humedad y la forma
Los dientes secos indican la acumulación de calor en el estómago, que consume excesivamente los líquidos corporales
Los dientes muy secos como si se tratase de un hueso muerto, se observan en pacientes con agotamiento de la esencia renal que no alcanza a subir
Los dientes flojos, espaciosos y con la encía descubierta indican la deficiencia del riñón o el flamear del fuego debido a la deficiencia
El acto de masticar en sueños se presenta en pacientes de calor en el estómago, con parásitos intestinales

La observación de la encía se centra en los cambios de su color. 
Una encía pálida indica deficiencia de sangre
La encía roja e hinchada indica el flamear del fuego del estómago
Una hemorragia en la encía roja e hinchada indica que el fuego del estómago ya lesiona los vasos
Una encía no roja pero un poco hinchada se ve en pacientes con deficiencia de energía o porque el fuego ficticio ya lesiona los vasos. 

Garganta:
La garganta es el conducto por donde se llega al pulmón y al estómago y a donde llegan los colaterales de los meridianos del corazón, riñón, hígado, bazo y del estómago, razón por la cual los cambios de la garganta pueden reflejar las condiciones de muchos órganos internos. 
La observación de la garganta ses refiere a la de los cambios de color y de la forma. 
Una garganta roja e hinchada y con dolor indica el calor acumulado en el pulmón o en el estómago.
La garganta con úlcera y manchas de color amarillo y blanco indica la acumulación excesiva de lo nocivo del calor en el pulmón y en el estómago.
La garganta con úlcera y manchas color amarillo o blanco indica la acumulación excesiva de lo nocivo del calor en el pulmón y el estómago
Una garganta de color rojo fresco y tierno con poco dolor se debe al fuego por deficiencia
Una garganta de color rojo claro, sin hinchazón, pero que no se cura durante mucho tiempo, se debe al ascenso de fuego ficticio
Una membrana falsa de color gris blancuzco que no se borra y que si se la quita a la fuerza sangra y reaparece luego, se observa en la difteria, causada por el calor del pulmón que lesiona el yin

Observación de la piel
La piel cubre la superficie de todo el cuerpo humano y se comunica con el pulmón; por ella corre la energía defensiva, lo que hace que se constituya una barrera de defensa del cuerpo humano.
La observación de la piel se refiere a los cambios de su color y de su apariencia.
Por ejemplo, la piel de todo el cuerpo, junto con la cara y los ojos, de color amarillo, se presenta en la ictericia
La piel edematosa indica en muchos casos un desbordamiento de agua y humedad
La piel marchita y seca se observa en los casos de consumo excesivo de líquidos corporales

Además hay que observar también la erupción y manchas, ampollas y forúnculos

Manchas y erupciones de la piel
Son manifestaciones clínicas en la piel de muchas enfermedades generales. 
Hay enfermedades con nombres conforme al tipo de erupción, por ejemplo, erupciones de viento, sarampión (erupciones como sésamo), urticaria
Las manchas y erupciones se observan en síndromes febriles patógenos exógenos; pueden ser pequeñas como puntos, y también grandes, de color rojo o rojo oscuro
Al hablar de manchas nos referimos a aquellas no sobresalientes, sino escondidas debajo de la piel, y las erupciones son aquellas de color rojo, como granitos de mijo, que se sienten ásperas al tocarlas. 
Se presentan en síndromes de calor causados por factores patógenos exógenos, porque el calor  patógeno se estanca en el pulmón y en el estómago y no se escapa, de modo que hace daño a la sangre nutritiva
Se llaman manchas a aquellas que surgen de los músculos y erupciones a las que surgen de los colaterales sanguíneos de la piel
Al observar las manchas y las erupciones se debe prestar atención al color y a la forma. Si son de color rojo fresco y húmedo, su evolución es benigna.
El color rojo oscuro, como el de la cresta de gallo, indica la excesiva acumulación de lo nocivo del calor
El color purpúreo opaco se presenta en casos muy graves de acumulación de lo nocivo del calor, donde los líquidos corporales ya son lesionados gravemente
El color rojo claro o purpúreo claro se observa en casos de insuficiencia de energía y sangre o en la debilidad de la energía yang

En cuanto a la forma, una distribución proporcional indica una evolución benigna
Si se presentan espaciadas y superficiales, indican que el factor no se encuentra profundo en el cuerpo humano
Si se ven densas y con poco espacio y no desaparecen con la presión, es que lo nocivo del calor se sitúa profundamente e indica una gravedad
Si las erupciones no aparecen al mismo tiempo, tienen espacios irregulares entre sí y desaparecen rápidamente, indica la debilidad de la resistencia o una crisis del hundimiento del factor patógeno.

Las erupciones que se presenten en otras enfermedades de la medicina interna se deben, en general, al calor en la sangre.
Si las manchas son de color purpúreo opaco y de gran dimensión, aparecen o desaparecen caprichosamente se debe a la deficiencia de energía que no cotrola la sangre o también a la estasis de sangre. 

Erupción blanca
Se refiere a las ampollitas transparentes que sobresalen en la superficie de la piel
Si se rompen, se derrama un fluido, se presentan sobre todo en el pecho y en el cuello, rara vez en los miembros, la nuca o la cara. 
Son causadas por el estancamiento de la humedad en la superficie y por una mala transpiración
Las ampollitas llenas y transparentes indican una evolución benigna; se las llama ampollas de cristal y son manifestaciones de que la humedad-calor se sale al exterior
Ampollas de color blanco y vacías, sin flujo, indican gravedad, es decir, agotamiento de líquidos corporales
Como la humedad es un factor pegajoso que no sale de una vez, este síntoma se repite con frecuencia. 

Forúnculos
Los forúnculos son úlceras que se presentan en la superficie del cuerpo
Entre ellos, aquellos grandes, rojos, hinchados, calientes y con dolor, que tienen una raíz se llaman yang y pertenecen, por supuesto al síndrome yang.
Una hinchazón grande sin punta sobresaliente, profunda y sin cambio de color en la piel se llama "ju", del síndrome yin
Una hinchazón pequeña, si es de tamaño de mijo al principio y con una raíz dura, con picazón y entumecimiento y una punta blanca con dolor se llama "ding"
Aquellos que aparecen en la superficie de forma redonda, de color rojo, con hinchazón, ardor y dolor y que se ponen blandos una vez que se ulceran se llaman "Jie"

Observación de la excreción

La excreción comprende el esputo, vómito, orina, heces, lágrimas, moco, leucorrea, etc. 

El conocimiento acerca del color, la propiedad y la cantidad y otros cambios de la excreción sirve como referencia necesaria para la diferenciación.
En general, 
Una excreción clara y diluida indica un síndrome de frío
Una excreción amarilla y pegajosa indica síndrome de calor.

Esto explica porque debido al frío, la energía yang no circula normalmente y ocurrre la disfunción y la mala transformación del agua, de modo que el agua se queda clara y fría y la excreción es clara y diluida, mientras que el calor patógeno quema y consume los líquidos corporales, haciendo que la excreción sea amarilla y pegajosa.

El esputo:
El esputo claro y diluído indica síndrome de frío 
El esputo amarillo o blanco y pegajoso, síndrome de calor
El esputo escaso, pero difícil de expectorar, se debe a la sequedad
El esputo abundante, blanco y fácil de expectorar se debe a la humedad. 
Si el esputo contiene sangre y pus, con aspecto de sopa de arroz, se debe a la existencia de lo nocivo del calor en el pulmón y se presenta con frecuencia en el absceso pulmonar. 
El esputo con sangre o excreción de sangre fresca se presenta en el caso de que el calor lesione los vasos del pulmón.

Vómito
Si sólo se vomita esputo y saliva claros y diluidos se debe a la acumulación del frío
Si se vomitan cosas diluidas con alimentos sin digerir y sin olor ácido ni fétido es por la deficiencia y frío de la energía del estómago
Un vómito de color amarillo y sabor amargo se debe al calor en el hígado y la vesícula biliar y a la disfunción del estómago en la función de descenso 
Un vómito ácido y fétido es causado por el calor en el estómago y el estancamiento de alimentos. 
Un vómito de sangre fresca y de color rojo oscuro y con alimentos sin digerir se debe al fuego del hígado que invade el estómago o a la estasis de sangre
Un vómito con sangre y pus con olor a pescado se debe a inflamación.

Heces:
Las heces blandas y diluidas como quimo, de color amarillo acentuado, se deben a la humedad-calor en los intestinos
Las heces diluidas, acuosas, con alimentos sin digerir, se deben al frío-humedad
Las heces pegajosas como gelatina y con sangre y pus son síntomas de disentería
Si son de color blanco es porque la afección se ubica en el sistema qi (sistema de segunda defensa)
Si son de color rojo, la afección se ubica en el sistema Xue (sistema de sangre)
Una mezcla de color rojo y blanco indica el síndrome en los dos sistemas
Una excreción de heces seguida de sangre de color oscuro es signo de una hemorragia de cierta parte alejada del ano
Una excreción de heces con sanfre, como antecedente y de color rojo fresco indica una hemorragia en alguna parte cercana al ano

Orina:
La orina clara y abundante indica deficiencia y frío
La orina escasa y amarilla, síndrome de calor
La orina turbia se debe al descenso de la humedad o a la deficiencia de energía de bazo y riñón
La hematuria indica que el calor ya lesiona los vasos
La orina con granitos de arena indica cálculos en el sistema urinario.

Observación de la vena digital en niños

La vena digital es la que se ve en la cara anterior del dedo índice, y es una rama del meridiano de pulmón taiyin de la mano
Por lo tanto, la observación de las venas digitales tiene una importancia similar a la de la toma del pulso
Como el niño tiene muy corta la parte donde se toma el pulso, y en la consulta suele llorar mucho, ello impide tomar el pulso verdadero; en cambio tiene la piel muy delgada y tierna, lo que permite descubrir las venas.
Así que al tiempo que se toma el pulso en pacientes menores de tres años se observan los cambios en la vena digital

Al observar la vena digital, se hace en tres pasos, o sea, fengguan que se ubica en la primera articulación del dedo índice; Qiguan, en la segunda articulación y mingguan, en la tercera articulación

Modo de observación
El terapeuta sostiene con los dedos índice y medio de la mano izquierda la raíz del dedo índice del niño, y con el dedo pulgar de la mano derecha empuja de la punta a la raíz la cara palmar del dedo del niño, con una fuerza moderada, para que la vena se vea con claridad

De observa principalmente el color, la longitud y el estado

El color
Normalmente la vena debe ser de color rosado, y se percibe por debajo de fengguan
Al caer enfermo el niño, si la vena se ve roja, ello se debe a un ataque de viento-frío patógeno exógeno
El color rojo purpúreo indica el síndrome de calor
El color purpúreo oscuro se debe a la obstrucción de las venas, lo que indica una acentuada gravedad de la enfermedad 
El color pálido indica deficiencia
El color opaco indica exceso
El color verdoso se observa en el espasmo infantil y también en casos de dolor. 

Longitud:
En general, la vena que llega a fengguan indica que la afección es superficial y ligera
La que llega a qiguan, significa que la afección ya es profunda
La que llega a mingguan que la enfermedad es muy grave 
La vena que alcanza la uña indica una situación crítica.

Estado
Si la vena se distingue con claridad es que la afección está en la superficie
Si por el contrario, se percibe profundamente es que la afección está en el interior

Ya que el cambio de color de la vena y las anormalidades en la ubicación, la longitud y el estado pueden reflejar la naturaleza del factor patógeno, las condiciones de los factores patógenos y antipatógenos y la profundidad de la afección, la observación de la vena digital sirve para juzgar la situación de la enfermedad y la prognosis

Más para hacer un diagnóstico correcto se debe combinar con otros datos obtenidos a través de otros métodos diagnósticos y hacer también un análisis general.