Los riñones

Los Riñones suelen denominarse «Raíz de la Vida» o «Raíz del Qi del Cielo Anterior», debido a que almacenan la Esencia, que, en su manifestación de Cielo Anterior, deriva de los padres y se establece en el momento de la concepción; dicha Esencia determinará nuestra constitución básica, y de ahí la denominación «Raíz de la Vida» para los Riñones.

Debido a que almacenan la Esencia, la primera función que ejercen los Riñones es la de gobernar el nacimiento, el crecimiento, la reproducción y el desarrollo.

Además, generan la Médula, rellenan el cerebro, controlan los huesos, albergan la Fuerza de Voluntad (Zhi) y controlan la Puerta de la Vida (Fuego Ministerial).

Los riñones son el fundamento del yin y del yang de todos los órganos.

Como cualquier otro órgano Yin, los Riñones tienen un aspecto Yin y otro aspecto Yang. Sin embargo, ambos aspectos adquieren un sentido diferente en cuanto a los Riñones se refiere, ya que este órgano representa la fuente del Yin y del Yang del resto de los órganos. Por este motivo, el Yin y el Yang de los Riñones son también llamados «Yin Primario» y «Yang Primario» respectivamente.

Podríamos considerar que el Yin de los Riñones es la base de todas las energías Yin del cuerpo, y en especial de la energía Yin del Hígado, del Corazón y de los Pulmones; a su vez, el Yang de los Riñones es el fundamento de todas las energías Yang del cuerpo, en particular de la energía Yang del Bazo, de los Pulmones y del Corazón 

El Yin de Riñón es la sustancia fundamental que permite el nacimiento, el crecimiento y la reproducción, mientras que el Yang de Riñón es la fuerza motriz de todos los procesos fisiológicos. El Yin de Riñón constituye la base material del Yang de Riñón, y el Yang de Riñón es la actividad fisiológica que transforma el Yin de Riñón.

Cuando la salud es buena, ambos polos forman un todo unificado. En la enfermedad, sin embargo, se produce una separación del Yin de Riñón y del Yang de Riñón

El Yin de Riñón y el Yang de Riñón comparten la misma raíz, y dependen el uno del otro para su existencia.

El Yin de Riñón suministra el substrato material al Yang de Riñón, y el Yang de Riñón 
aporta el calor necesario para llevar a cabo todas las funciones de los Riñones.

Como son fundamentalmente uno y son interdependientes, la insuficiencia de uno implica necesariamente la insuficiencia del otro, aunque siempre en proporciones distintas.

lámpara de aceite
El Yin y el Yang de Riñón podrían compararse a una lámpara de aceite, en la cual el aceite representaría el Yin de Riñón y la llama el Yang de Riñón Si el aceite (Yin de Riñón) disminuye, la llama (Yang de Riñón) se reduce también; si aumentamos en exceso el aceite (Yin de Riñón), puede ser que la llama (Yang de Riñón) se ahogue. 

Se deduce que, a la hora de tratar desequilibrios de los Riñones, es necesario tonificar ambosYin de Riñón y Yang de Riñón (aunque en proporciones distintas), para evitar que uno de ellos se agote.