Utilización de los cinco puntos Shu Antiguos

Los 12 canales de energía o meridianos son los grandes troncos de donde se derivarán el resto de los canales secundarios.

Todo este conjunto de vías se interrelacionan, se unen, se concentran, formándose complejas redes energéticas

En el meridiano principal un primer trayecto de éste se halla comprendido entre las puntas de los dedos y las articulaciones de codo o rodilla (según fueran Meridianos de la mano o del pie respectivamente). Pues bien, en este trayecto se encuentran situados una serie de puntos, perfectamente determinados, en número variable para cada canal, y entre los cuales se hallan los denominados «SHU ANTIGUOS» que podrían perfectamente denominarse como puntos de reflejo de los cinco movimientos.

Partimos de una base fundamental que dice que los órganos y las visceras, así como todas las propiedades correspondientes a sus movimientos, mantienen una interrelación a través de los ciclos de generación y de control (Sheng y Ke), por la cual se considera al hombre como una estructura energética indivisible, en donde una acción sobre una parte puede influir sobre todo el sistema.

Así, un meridiano es una vía a través de la cual circula la energía nutritiva que se encarga de activar las funciones del órgano y de la víscera que le corresponden

Bajo este punto de vista, el trayecto externo del meridiano principal va a ser el lugar accesible para manipular, desde el exterior, su energía; en este sentido, dentro del trayecto externo, el segmento más distal es el idóneo, en términos generales. Sabemos, por física, que existe el fenómeno «de las puntas». Las zonas más distales son las de máxima concentración energética. 

Se entiende por tanto, que sea a nivel de las zonas de mayor concentración y cambio de polaridad donde se sitúen los puntos mediante los cuales pretenderemos modificar los caudales energéticos
que procedieran.

Cada Meridiano Principal va a disponer, pues, de una serie de puntos o zonas de influencia sobre las cuales podemos actuar, a fin de estimular o inhibir cierta función correspondiente a su relación con el resto de los cinco movimientos.

Así, por ejemplo, el Meridiano principal de Pulmón (Shou Tai Yin) dispondrá en su segmento distal (situado entre codo y ángulo ungueal externo del primer dedo, en posición anatómica) de un punto que active o neutralice su relación con el movimiento Madera, otro con el movimiento Fuego, otro con la Tierra, otro que se corresponda con el propio Metal y otro con el movimiento Agua.

De esta forma el meridiano principal de Pulmón en su mismo recorrido tendrá un punto primavera, verde, viento, ácido, etc. (elemento Madera). Tendrá un punto verano, rojo, calor, amargo, etc. (elemento fuego). Otro punto será estío, amarillo, dulce, humedad, etc. (elemento Tierra). Otro corresponde a su propia naturaleza o esencia, esto es, otoño, blanco, sequedad, picante, etc. Y, por último, uno que corresponde al invierno, negro, frío, salado, etc. (elemento Agua).

Esta propiedad es común para todos los Meridianos Principales, de lo que deducimos que las acciones energéticas están representadas, por lo que respecta a la energía Rong o Nutricia, en
todos y cada uno de los Meridianos Principales.

Esta estructura de interrelación nos va a permitir asentar varios postulados fundamentales:

  • Cada Meridiano Principal tendrá cinco puntos, que guardan una correspondencia unívoca a los Cinco Movimientos.
  • Existe, por tanto, un punto que responde al movimiento propio de cada Meridiano. Se trata del punto Metal del Meridiano Metal, del punto Agua del Meridiano Agua, etc. Este punto se denomina ESTACIONAL, DOMINANTE o TRANSMISOR. El cual será un punto a través del que se realicen conexiones con el trayecto de comando de los restantes Meridianos de idéntica polaridad.
  • Existirá un punto que responda a la acción del Ciclo Sheng. Esto es, un punto que, estimulado en sentido favorable a la corriente, aporta energía al Meridiano en cuestión, a través del movimiento generativo. Es decir, activando el suministro del elemento «Madre», nutrimos al «Hijo» o como se enuncia en la regla básica del método general de tonificación: "Tonificando a la madre, se tonifica al hijo"
  • Habrá un punto sobre el que actuando en sentido contrario al de la circulación se interrumpa el Ciclo Sheng, lo que acarrea una disminución en el potencial del Meridiano en cuestión. Esto se manifiesta en la regla fundamental del método general de dispersión: "Dispersando al hijo, dispersamos a la madre" 
  • Como ejemplo, el Riñón, por lo que a movimiento se refiere, depende energéticamente del Pulmón. Por tanto, Riñón elabora parte de su energía con el fin de nutrir a Pulmón. Si inhibimos la acción energética del punto Pulmón de Riñón a través de un mecanismo que interrumpa el eje de transmisión, el Pulmón no tendrá necesidad de nutrir a Riñón por lo que disminuirá su funcionamiento o actividad energética.
Observamos, pues, que en cada meridiano principal se van a reflejar las acciones del resto de los meridianos principales de su misma polaridad yin o yang.

De esta manera, cada meridiano principal va a disponer, a lo largo de su trayecto más distal, de unas zonas de resonancia o influjo energético que responden a las influencias de cada órgano o víscera (según lo casos) en particular. En términos generales se podría afirmar que estos trayectos constituyen zonas de reflejo energético.


Puntos tonificante, dominante y sedante del Movimiento metal
Estos puntos, tienen un nombre específico atendiendo a cómo están situados a lo largo del trayecto y al significado que los textos antiguos les dieron, comparándolos con los accidentes fluviales (desde que nace un río hasta su desembocadura).


  • El 1er, el más distal se denomina Jing que equivale a "pozo" y estará situado en los ángulos ungueales, excepto el de Riñón, que se encuentra en la cara plantar del pie.
  • El 2o. es el Ying que equivale a "Manantial"  y está situado, generalmente, en los pliegues interdigitales.
  • El 3o. es el punto Shu, que equivale a "arroyo", y está situado, generalmente, en los espacios intermetacarpianos o intermetatarsianos.
  • El 4o. es el punto Jíng o King equivale a "río" y se sitúa próximo a las articulaciones de la muñeca y tobillo.
  • El 5o.  es el punto He, que significa "mar" y se sitúa próximo a las articulaciones del codo y la rodilla.

Los meridianos principales Yang poseen un punto, denominado Yuan, que significa «origen del río», y que se sitúa anatómicamente entre los Shu (Arroyo)  y los jing (Río). Dicho punto Yuan no responde a la pentacoordinación.

Los esquemas desarrollados nos serán de utilidad para determinar los puntos dominante, tonificante y sedante, pues observamos que, en todo caso, el anterior al Dominante es el tonificante y el posterior es el sedante.

Los meridianos Yin sitúan su punto Jing en el movimiento madera:

Los meridianos Yin sitúan su punto Jing (pozo) en el movimiento Madera
Los meridianos Yang sitúan su punto Jing en el movimiento metal:
Los meridianos Yang sitúan su punto Jing (pozo) en el movimiento metal

La situación del punto Ting (Jing) en primavera u otoño se explica por los cambios de polaridad. Sabemos que el Yin se transforma en Yang, y viceversa, a través de las estaciones intermedias,
que serán el origen de uno u otro ciclo.

Existirá un punto más o menos neutro en el cambio de polaridad o transformación de Yin a Yang, y viceversa, y que se localiza, como hemos visto, a nivel de los extremos de las manos y de los pies (puntos Jing).

El Yin se transformará en Yang a través de la Madera. Esto es, el Invierno-Agua se transforma en Verano-Fuego a través de la Primavera-Madera. Y el Yang se transforma en Yin a través del Metal. Esto es, el Verano-Fuego se transforma en Invierno-Agua a través del Otoño-Metal.

Por tanto, el momento de equilibrio y neutralización del Yin y del Yang se efectuará en PRIMAVERA y OTOÑO. Es en este momento cuando comienza el predominio de uno de ellos, en detrimento del otro, que se prolonga basta la siguiente estación de neutralidad, en donde el predominio se hace contrario. Así, en un momento de la primavera, el Yin y el Yang están equilibrados.

Inmediatamente después comienza el progresivo aumento del Yang basta llegar a su punto culminante al final del verano y comienzo del estío. En este instante, el Yang comienza a descender aunque es todavía predominante hasta llegar al otoño. En un momento de éste se produce el equilibrio de nuevo para inmediatamente comenzar el predominio progresivo del Yin, que alcanzará su máximo en invierno, en su propio centro. A partir de aquí el Yin decrece aunque todavía es predominante hasta llegar a la neutralización de primavera en la que se reinicia el ciclo.

Una vez determinada la situación del punto Jing en el pentágono de los movimientos, y conocidas las relaciones del punto estación, podemos (sabiendo el número que corresponde a cada «Shu Antiguo») deducir el punto de tonificación, estacional y sedante, así como la cualidad y característica de cada punto según el elemento al que pertenezca.

Hemos visto que los meridianos principales  Yin nacen en tórax y terminan en los dedos de las manos; por tanto, sabiendo el número de puntos de que consta cada uno de estos meridianos conocemos el número de su punto Jing

Ahora sólo nos queda situar los puntos según la numeración convencional, esto es, el número que corresponde a cada uno dentro de su propio movimiento y así tendremos el punto específico de tonificación y sedación

Los Cinco Puntos Shu Antiguos
Canales
Jing
Pozo
Ying
Manantial
Shu
Arroyo
King
Río
He
Mar
Meridiano del Pulmón
P 9 (+)
P 5 (-)
Meridiano de Pericardio
PC 9 (+)
PC 7 (-)
Meridiano del Corazón
C 9 (+)
C 7 (-)
Meridiano del Bazo
B 2 (+)
B 5 (-)
Meridiano del Hígado
Meridiano del Riñón
Meridiano de Intestino Grueso
Meridiano del San Jiao (TR)
Meridiano del Intestino Delgado
Meridiano del Estómago
Meridiano de la Vesícula Biliar
Meridiano de la Vejiga
Los puntos (+) corresponden al punto de tonificación; (-) corresponde al punto de sedación.

El punto dominante, transmite la energía de su propio movimiento a todos los puntos de su mismo nombre y polaridad

Según este principio, el Jing de Hígado. (H 1 Dadun) transmite su energía a todos los puntos Jing de los meridianos Yin (a: R 1 - B 1- P11 -PC 9 -C 9). Idéntico efecto observamos con el punto
estacional de Corazón. (C 8 Shaofu ), que es el Ying, y transmite a todos los Ying de los Yin (a R 2 - B 2 - H2 - PC 8 - P 2) Lo mismo pasa con el dominante de Bazo. (B 3), que es Shu, etc.

Vemos, por tanto, que los movimientos se interrelacionan formando una red de conexiones, en donde un movimiento influye sobre los demás, aportando sus energías específicas y, a su vez, es influido por los aportes del resto de los movimientos.

Las energías circulan en los meridianos siguiendo los ritmos cíclicos de la naturaleza, esto es:
— en los Yin, primavera- verano-estío-otoño-invierno;
— en los Yang, otoño-invierno-primavera-verano-estío.

Tonificación y sedación

Ajustándose al ciclo generativo (que lleva el sentido del giro de las agujas del reloj o sentido dextrógiro, conforme al movimiento constante de expansión o generación energética), observamos
que la puntura del B 2 Dadu (por ejemplo) en sentido favorable a la circulación de la corriente estimularía el punto anterior al transmisor o dominante (B 3 Taibai), atrayendo del elemento fuego las energías que éste a su vez ha recibido del ciclo de generación. Por tanto, estamos alimentando directamente a la Tierra con el elemento que le genera (el Fuego).

El hecho de implantar una aguja, en sentido favorable a la corriente, supone precisamente un estímulo que activa esta circulación. Además, la aguja hace el efecto de antena de atracción energética respecto al elemento madre, que, como sabemos, es el que alimenta

Esto es fácilmente comprensible tanto para los meridianos de los brazos Yin como para los meridianos de los pies Yang, los cuales son recorridos por la energía de fuera hacia dentro. Sin embargo, en los meridianos yin la acción tonificante se realiza a través de su acoplado

La sedación de un meridiano o canal energético principal se realiza poniendo la aguja en sentido contrario al circulatorio. Con ello se efectúa una acción de obstrucción o bloqueo; la aguja dificulta el libre fluir de la energía, repartiéndola, a través del punto transmisor, al resto de la pentacoordinación. Así, por ejemplo, al puntuar el B 5 Shangqiu, en sentido contrario al circulatorio, la energía, en su avance, se detiene y se acumula a nivel de este punto, que es el siguiente al transmisor. Esa energía acumulada encuentra una vía circulatoria alternativa a través del punto transmisor.

La acción sedativa no precisa de la participación del meridiano principal acoplado, ya que la reducción del fluir energético tanto en los yang como en los yin implica su retroceso y la posterior
transmisión al resto de los meridianos principales de idéntica polaridad, lo que conduce, por tanto, a una reducción del acumulo en la unidad considerada.

Por todo lo expuesto se puede afirmar la existencia de diversos puntos denominados propiamente de tonificación y sedación generales.

Ahora bien, existen otros métodos dentro de la tonificación y sedación que siguen criterios y razonamientos particulares, como, por ejemplo, el método de tonificación de acuerdo a la estación
en que se está realizando el tratamiento. Ejemplo: se pretende tonificar el meridiano principal de riñón en verano. En este caso podría utilizarse (según este método) el punto H 1 Dadun como tonificante, ya que es el punto primavera, previo al verano, y no el H 8 Ququan, que es el tonificante general. Si quisiéramos sedar el hígado en esta estación, punturaríamos el H 3 Taichong  como sedante, pues es punto estío (hijo del verano), en vez del H 2 Xingjian como punto sedante
general.