Los pulsos muertos

Método de diagnosis de pulsos muertos Los pulsos que no tienen qi del estómago, ni
«raíz» ni «energía» se conocen también como «pulsos muertos» o «pulsos vencidos».
Se les considera «pulsos extraños» debido a sus manifestaciones poco comunes.

Se ven con frecuencia en la última etapa de una enfermedad en que se debilitan los órganos, y suelen ser síntoma de colapso de qi del estómago.

Pulso de agua hirviendo (Fufeimai)

Pulso que se percibe extremadamente superficial y rápido, como si se tratase de agua en ebullición; es flotante, no tiene raíz. Cuando el calor de los tres meridianos yang de la mano y del pie llega a su máximo y se acaban los líquidos corporales de yin, el pulso se detiene.

Pulso de pez nadando (Yuxiangmai)

Pulso que se percibe en la superficie de la piel como si un pez nadara en el agua; a veces aparece y otras veces desaparece.
Cuando el frío de los tres meridianos de yin de la mano y del pie llega al máximo, y el yang escapa al exterior, nos encontramos ante la extinción del qi del corazón.

Pulso de camarón lanzándose (Xiayoumai)

Pulso rápido que se percibe en la superficie de la piel, que desaparece de pronto y luego aparece de nuevo.
Cuando yang está solo no tiene dónde apoyarse y aparece desasosiego, estamos ante la fase terminal
del qi del intestino grueso.

Pulso de agua goteando (Wuloumai) 

Pulso que se percibe entre el músculo y los tendones, que late como cuando el agua tarda en gotear del tejado, e indica que va a extinguirse el qi defensivo y nutritivo del estómago.

Pulso picoteando (Quezhoumai)

Pulso que se percibe entre los tendones y el músculo y que late de forma rápida y continuada, aparece y desaparece, pero con arritmia, como si picoteara un pajarito.
Es el síntoma crítico de que se va a acabar el qi del hígado.

Pulso que castañetea (Jiesuomai)

Pulso ue se percibe arrítmico entre los tendones y el músculo como si se desatara una cuerda muy nudosa. Síntoma de colapso del qi del bazo.

Pulso tembloroso (Tanshimai)
Se percibe débilmente bajo los tendones y los músculos, como si uno tocara algo con la punta
del dedo. Síntoma de colapso del qi del riñón.