Relaciones entre el síndrome exterior y el interior

El síndrome exterior se torna en interior, y el interior, en exterior: 
Durante la evolución de la enfermedad, bajo ciertas condiciones, el síndrome exterior no se elimina, sino que se torna en el síndrome interior mientras que en algunas enfermedades del síndrome
interior los factores patógenos escapan a la superficie del cuerpo, de modo que se presenta el síndrome exterior.

Estos cambios dependen principalmente de la situación de lucha entre los factores patógenos y los antipatógenos

Si el síndrome exterior se torna en interior es porque se debilita la resistencia o porque es excesivo el factor patógeno, o se debe a una mala atención, a un tratamiento inadecuado, etc.

Si el síndrome interior se torna en exterior, siempre se debe a un tratamiento apropiado, a una atención cuidadosa que conduce al fortalecimiento de la resistencia.

Generalmente la evolución del síndrome exterior al interior indica el agravamiento de la enfermedad, y la del síndrome interior al exterior, el alivio de la enfermedad, ya que el factor patógeno sale del cuerpo humano.

Entonces, el conocimiento de los cambios del síndrome exterior y del interior desempeña un papel sumamente importante para pronosticar el desarrollo de la enfermedad.

Paso del síndrome exterior al síndrome interior

En una enfermedad de síndrome exterior con fiebre y aversión al frío, si desaparece la aversión al frío espontáneamente y se presenta aversión al calor y a la vez se observan agitación, sed, deseo de tomar bebidas, lengua roja con saburra amarilla, orina roja, etc., se indica que la enfermedad está penetrando en el interior y el síndrome exterior se torna en el interior, convirtiéndose en síndrome interior y de calor.

Paso del síndrome interior al exterior

En una enfermedad de síndrome interior, de calor interno, irritabilidad, tos, sensación de opresión en el pecho, si aparece fiebre con sudoración, se alivia la irritabilidad o se observa urticaria se demuestra que el factor patógeno sale del interior del cuerpo al exterior.

Niño con Sarampión
Por ejemplo, en un niño con sarampión, si está débil de salud, o es lesionado por el viento frío o por el uso temprano de medicamento frío, la energía defensiva (Wei) se estanca y desaparece la erupción y a su vez se presenta fiebre elevada, tos asmática, irritabilidad y otros síntomas; esto quiere decir que lo nocivo del sarampión se hunde en el interior y el síndrome exterior se torna en interior; en este caso se debe fortalecer la resistencia del niño enfermo, aplicándole medicamentos para eliminar el calor y para que reaparezca la erupción.